Este viernes 13 de mayo, Guillermo Padrés, ex gobernador de Sonora, quien es investigado por enriquecimiento ilícito, lavado de dinero y operación con recursos de procedencia ilícita, no se presentó a declarar ante el ministerio público de la Procuraduría General de la República.

 A las 10:00 horas (12:00 tiempo de la Ciudad de México) el ex gobernador estaba citado en las oficinas de la PGR en Hermosillo, a donde tenía que acudir personalmente para ratificar a sus representantes legales; sin embargo, Padrés faltó a la comparecencia judicial por lo que se le enviará un nuevo citatorio.

Aunque Lorenia Navarro Mendoza, vocera de la PGR en Sonora, negó los detalles del caso por el que fue citado Guillermo Padrés por respeto al debido proceso, pero el pasado mes de enero, periódico Excélsior dio a conocer que la Unidad de Inteligencia Financiera de la PGR y el Departamento del Tesoro en los Estados Unidos investigan al ex mandatario panista por haberse beneficiado con sospechosas transferencias electrónicas por 134 millones de pesos, entre instituciones bancarias de Estados Unidos, México, Europa y América del Sur.

A las 13:00 horas (15:00 tiempo de la Ciudad de México) del mismo viernes, Padrés estaba citado a comparecer ante la Fiscalía Especializada para la Investigación de Hechos de Corrupción donde está siendo procesado penalmente por un presunto enriquecimiento ilícito registrado durante su sexenio como gobernador de Sonora.

El ex mandatario panista tampoco acudió a la diligencia judicial por lo que el Agente del Ministerio Público a cargo de la investigación podría solicitar el uso de la fuerza pública para obligarlo a comparecer; apenas la semana pasada, peritos de la Fiscalía Anticorrupción ejecutaron la orden de cateo liberada por el Juez Tercero del Ramo Penal que ordenó el acopio de pruebas en el lujoso rancho de San Pedro propiedad de la familia Padrés

Excélsior