Crónica. «No me acostumbro a quitármelo», el uso del cubrebocas en Guaymas

El uso del cubrebocas pareciera un tema tan trivial como cotidiano, pero muchas personas  lo portan por motivos que van desde la costumbre, prevención de enfermedades y hasta la preservación de la vida misma.

En las calles, transporte público, vendedores ambulantes, comercios, instituciones bancarias, restaurantes, escuelas, oficinas de gobierno, entre otros, se observan personas utilizando el cubrebocas.

«Dos años, sin el cubreboca me siento extraña», revela la señora Isabel López de 54 años de edad, quien recargada en una pared, espera una «ruta», el transporte urbano que la llevará a su domicilio en la colonia Fuente de Piedra.

«No me acostumbro a quitármelo, no me hallo sin él, por eso lo sigo usando, a veces intento quitármelo y cuando menos pienso, no puedo y me lo vuelvo a poner».

Comenta que no es por temor a las enfermedades sino por imposición.

Gildardo Cinco, de 65 años de edad, un vecino de la colonia San Vicente, al sur del puerto de Guaymas, comenta que utiliza el cubrebocas porque las calles están muy descuidadas, con drenajes, aguas pluviales, basura y trato de cuidarse.

«Ya no es por el Covid-19, la pandemia quedó en la historia, ahora estamos buscando ser sanos porque hay mucha contaminación aquí en la ciudad, por eso lo uso, aunque digan el cubrebocas ya no lo deben de usar, pues cada quien, eso es personal. Si no me cuido nadie me va a cuidar».

«A las autoridades les vale gorro, ya ve que mil hoyos, no sé qué está haciendo esta mujer de presidenta -Karla Cordova del partido Morena-, y se me hacen poquitos, yo creo que un millón de baches, todos los carros lastimados, yo creo que preferible andar en bicicleta que andar en carro», expresó con desaprobación.

En el puerto de Guaymas hay serios problemas con el afloramiento de las aguas residuales.

La señora Guadalupe de 66 años, vecina de Punta de Arena, se protege porque «hay mucho drenaje y a mí no me gusta estar absorbiendo toda esa cochinada, puro virus, ya es más por la contaminación que por el Covid», refiere.

Abraham Aguilar un joven de 24 años, de colonia Yucatán, comenta que siempre trae consigo el cubreboca y lo útiliza cuando se siente en riesgo o inseguro, ya sea cuando hay personas enfermas alrededor o si el lugar donde se encuentra esta insalubre.

Considera» la pandemia de Covid, continúa y no va a pasar de un día para otro, es un nuevo sistema».

No todas las personas piensan que el uso de cubrebocas es importante. Guadalupe Sánchez de 46 años, residente de Guaymas Norte, dice que es muy incómodo, y las autoridades ya dieron luz verde para que no se use.

La pandemia aún no se va, se siguen registrando casos

El 16 de marzo del 2022, se registró de forma oficial en Sonora, el primer caso de SARS-CoV 2 (Covid-19); ello trajo consigo la implementación de una serie de medidas sanitarias. Los congresistas integrantes de la LXII Legislatura, aprobaron el 3 de noviembre de 2020, la Ley número 171, donde se normaba el uso de cubrebocas.

Ante la disminución de casos y decesos  por Covid-19, Sonora fue uno de los primeros estados en modificar legalmente los lineamientos sanitarios creados para atender la crisis provocada por la pandemia.

A partir del jueves 16 de junio dejó de ser obligatorio el uso de cubrebocas. Se abrogó la Ley que Regula el Uso del Cubrebocas y demás medidas para prevenir la Transmisión de la Enfermedad provocada por el virus SARS-CoV 2 (Covid-19).

La letal enfermedad no se ha ido, aunque su tendencia en casos continúa a la baja.

De acuerdo de la Secretaría de Salud de Sonora (SSA) se confirmaron 62 nuevos casos y ninguna defunción por la enfermedad.

Compartió información preliminar de la última semana, donde a la fecha se acumulan 195 mil 559 casos confirmados y 10 mil 297 personas fallecidas por SARS CoV-2, que ocasiona el Covid-19.

La Secretaría de Salud reiteró el llamado a las y los sonorenses a continuar aplicando las medidas sanitarias para evitar contagios de la enfermedad.

Las medidas son el uso del cubreboca en espacios cerrados, con poca ventilación y aglomeración de personas; utilizar alcohol gel al 70 por ciento, lavado de manos frecuente, ventilar los espacios cerrados en la medida de lo posible, estornudo de etiqueta y vacunarse contra el Covid-19 o completar esquema.

DossierPolitico