AMLO arremetió contra Zedillo y Calderón: ‘¿Cómo me voy a enojar con ellos si son peleles y títeres?’

Andrés Manuel López Obrador afirmó que no tenía que ser motivo de enojo las críticas que recibió de sus antecesores Ernesto Zedillo y Felipe Calderón, no obstante, sí dedicó varios minutos de su conferencia de este lunes para lanzar sus críticas a quienes llamó «ternuritas».

«¿Cómo vamos a enojarnos con ellos si van a España a acusarnos de que somos populistas? Si ser populista es ayudar a los pobres, que me anoten en la lista. Pero es lamentable el papel de pelele, de títere», lanzó el mandatario.

El fin de semana se viralizó la participación que tuvieron ambos exmandatarios, uno del PRI y otro del PAN, en el Foro Iberoamericano de la Fundación Internacional para la Libertad, presidido por el escritor Mario Vargas Llosa, quien ha sido critico a los gobiernos de izquierda en la región.

En ese espacio hubo críticas al rumbo económico y político en la región y, en particular sobre México, los expresidentes coincidieron en anticipar «peligros para la democracia», asegurando que existe un populismo que impide el crecimiento.

El expresidente priista, que ocupó Los Pinos de 1994 a 2000, lanzó un comentario más generalizado, en donde aseguró que: «La mayoría de esos liderazgos populistas accedieron al poder gracias a la democracia que otros construyeron. Toman el poder con la democracia y la primera tarea es empezar a erosionar, a destruir, la democracia que con tanto trabajo otros construyeron».

López Obrador se dio por aludido y alistó sus críticas, las cuales disparó esta mañana, sin esperar ningún cuestionamiento al respecto: «¡Si el señor Zedillo volvió las deudas privadas de unos cuantos, en públicas!. De ternura», dijo refiriéndose al Fopabroa.

«Un dato adicional, para que vean la capacidad técnica, su conocimiento de economía y de administración pública: hizo el cálculo en un informe de que iba a costar el rescate bancario de 125 mil millones de pesos, se equivoca por un poco (dijo con ironía); tan solo cuando se aprueba es un billón y se ha pagado un billón de intereses y se debe el billón original. Es una diferencia importante», agregó. Tampoco dejó de recordar que tras privatizar los ferrocarriles, se fue a trabajar a una de estas empresas.

Por su parte, Calderón denunció en dicho foro que existe persecución hacia los adversarios de la 4T: «Se restringen las libertades civiles, se culpa a los adversarios y se alienta a la polarización y a la división del imaginario colectivo en dos grupos: una élite corrupta y codiciosa y otra, donde está el pueblo, sabio y bueno», dijo. Alertó también sobre la reforma electoral, asegurando que con eso «caerá el INE» y con ello, la democracia.

López Obrador también se lanzó contra el mandatario panista: «Calderón hablando de democracia, si se robaron la presidencia», dijo, ironizando además de que en dicho foro también habló del tema de seguridad, a pesar de que su secretario de Seguridad está en prisión en Estados Unidos.

El Presidente no desaprovechó para recordar un episodio de un debate de años atrás en donde López Obrador le cuestionaba a Calderón si aprobaría en el Congreso el Fobaproa y el panista aseguraba que no, sin embargo, los hechos lo contradijeron.

Previo, defendió su modelo económico, asegurando que ha dado resultados «porque ya se desterró la corrupción», problema que él asegura es el causante de la desigualdad, más que la explotación y acumulación de capitales por los grandes empresarios, como se piensa en la concepción tradicional de izquierda.